18/1/08

LOCALES BOLIVIANOS: ENTRE LA INTEGRACION Y CONFLICTOS

Edwin Pérez Uberhuaga
Director Raíz Bolivia (Publicado en el periodico "Haz Bolivia" de España en diciembre)
Los bares y restaurantes bolivianos se han convertido en un núcleo de integración y de muestra de nuestras virtudes, pero también corren el riesgo de convertirse en guetos o espacios donde afloran nuestros defectos y dificultades para integrarnos a la vida europea.Muchos bolivianos, españoles, asiáticos y hasta africanos han encontrado una veta preciosa en la venta de comida boliviana, de un sabor incomparable, pero también de cervezas de cualquier tipo que sirven para “ahogar las penas” y olvidar una semana de duro trajinar trabajando o buscando empleo.En Madrid, Barcelona y otras ciudades, a medida que pasan las horas se observa un mosaico del temperamento boliviano , sobre todo en quienes aun no han adquirido las costumbres europeas ni han visitado otros lugares de esparcimiento, alimentación o diversión.
Al mediodía del sábado, luego de las compras, del partido de fútbol o del viernes de soltero, se observan los “almuerzos familiares”, con imágenes tiernas de las parejas de esposos, novios y los niños, degustando alimentos, imaginando las “quintas”, por encima del actual frio invernal.El almuerzo, según las amistades que se logran, se puede prolongar al calor de la bebida y la música que tiende un manto de nostalgia por la tierra lejana.
Hay locales donde se combina la música del oriente y el occidente y en un momento se ve a cambas bailando o intentando bailar tinkus y a collas esforzándose por seguir el ritmo del carnavalito oriental.En muchos lugares, nunca hubo enfrentamientos por motivos regionalistas, con lo que se comprueba el caracter integrador de nuestra música y la comprensión que, fuera del país, somos igualitos nomás.Pero en otros momentos, inclusive en los juegos de fútbol, hay alguien que grita “camba de m...” o “colla de m...” y provoca forcejeos.Con o sin discusiones, el consumo de cerveza es muy alto.
El retorno a casa puede ser muy tranquilo y respetuoso, pero a veces hay alguien que canta en voz alta o discute o pelea con cualquiera. Hay lugares en que la policía ya está alerta a la salida de los bolivianos. En las batidas se detiene a indocumentados que se cuidaron toda la semana, excepto “esa” noche.
Los ruidos han provocado quejas en los vecinos y un debate interno entre las comunidades bolivianas respeto a si los bares que funcionan hasta tarde deberían utilizar los sagrados símbolos del país (bandera, escudo, imágenes de vírgenes y santos, etc.)
De pronto, al migrante se le escapan de las manos las únicas 24 ó 48 horas libres de toda la semana. Solo queda la alegría del retorno musical a la tierra, un dolor de cabeza y un vacío en el bolsillo que no se pudo medir durante el consumo de las “jarras” , “tercios” o botellines.Hay dueños de locales que lucran mucho, pero hay otros que estimulan tareas sociales, forman grupos de baile, tienen equipos de fútbol y dan trabajo a quienes lo necesitan.En general, el amor a lo nuestro es magnífico, pero cuando se limitan las posibilidades de conocer otras culturas, ya no lo es tanto.
Como han venido a España familias enteras y sus compadres, ya casi todos los fines de semana hay un bautizo, 15 años, matrimonios o cumpleaños típicos que nos atrapan más y más.En estos casos, la pregunta es, cuando volvamos al país, ¿qué contestaremos de la vida en Europa?


• Edwin Perez U. es Director de la Revista Raíz Bolivia en Europa- 0034-616044772 , uberedwin@hotmail.com, uberhuaga@walla.com visite y opine en www.revistamigrante.blogspot.com , www.vulcanusweb.de , www.llajta.ch

Si desea ver una entrevista conmigo en el Canal Latino de Barcelona, haga click en:http://www.canallatino.tv/?id=3&q=la%20bilirrubina&sitesearch=videos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada