15/1/08

Cruceño dirige exitoso programa de radio en USA

Bolivianos, salvadoreños y peruanos buscan cada sábado su programa de radio, en el que responde las inquietudes de los inmigrantes.

Vivió desde su infancia en Santa Cruz y se formó en Estados Unidos, pero se considera un camba más. Es especialista en migración.

Su programa llamó la atención de los periodistas del Washington Post, como una de las opciones a las que recurren los inmigrantes para informarse acerca de una de las leyes más laberínticas y complicadas de Estados Unidos. En la radio La Campeona, cada sábado, el abogado Dan Park se instala frente al micrófono y comienza a saludar a su audiencia. Apenas termina de hacerlo y ya tiene llamadas. La emisión se genera en Virginia, pero las llamadas pueden llegar desde Colorado o incluso de otros países.

Ha habido ocasiones en que Dan hizo el programa desde Santa Cruz de la Sierra, vía celular, y, antes de comer, hizo que el conocido Mario Hígado enviase saludos a sus oyentes cruceños. Habrá que decir que él se considera un camba más. Nació en Corea, pero llegó a Bolivia a los seis años. Luego, cuando tenía 18, su familia se reubicó en Los Ángeles (Estados Unidos). Después de vender hamburguesas y empezar un negocio propio, pudo entrar a la universidad. Desde ahí ayuda a los hispanos a resolver sus marañas legales.

¡OH!: ¿Se sorprende el inmigrante boliviano con ese aparato legal estadounidense?

- Definitivamente. La gente llega desorientada, aunque ahora hay una comunidad boliviana establecida. La comunidad cruceña de Washington DC debe ser la más grande de Estados Unidos. Aunque ya llegan un poco más ubicados, la información sobre las leyes es limitada, porque los abogados cuestan muchísimo.

¡OH!: ¿Cuántos residentes bolivianos hay en Virginia?

- Según estima el consulado, hay 250.000. Obviamente, hay más cochabambinos que cruceños. No hay cálculos precisos, pero estimo que hay hasta 30.000 cruceños.

¡OH!: ¿A qué bolivianos ve con frecuencia?

- A Marco Etcheverry. Es muy ‘jodichi’ conmigo, como todo amigo cercano. Casi todos los días estamos jugando fútbol, e incluso con Jaime (Moreno), cuando tiene la oportunidad. Nos reunimos detrás de unos condominios donde hay un gramado. Bueno, ya le dimos tunda a la cancha, así que ya no está tan verde. Como me gusta el fútbol, uso ejemplos de ese deporte para explicar la Ley de Inmigración en mi programa. Hay programas similares, pero éste es coloquial; hablo como la gente del pueblo, porque aquí el abogado es un ser de otra especie, que juega al golf. Este es el país de las leyes. Doctores y abogados tenemos la profesión más privilegiada, es decir, entre las mejores pagadas, y se debe a que este país tiene más leyes que cualquier otro. Hay legislación para las plantas, los perros...

¡OH!: Es usted un abogado más cercano a la gente, entonces...

- Otra cosa. Aunque sea un profesional, hay gente que ha invertido miles de dólares y salió defraudada. Ya no sienten confianza en los abogados, y yo trato de romper ese molde y poner la información a la mano de la gente que carece de ella. Leo mucho y trato de educarme bastante para asesorarlos en todo. Aunque el programa se llama Ley de Inmigración, no me limito a eso. Hablamos también de otras leyes y sobre las políticas de Estados Unidos.

¡OH!: ¿Cuánto cobra un abogado por hora en promedio?

- En promedio... hay abogados que cobran 150, pero otros hasta 1.000 dólares. En promedio, diría unos 300 dólares por hora, en mi área. Mucha gente trabaja una semana para tener una hora de información con el abogado. Por eso es que en la radio siempre digo que estoy aquí para llenar mi canchito, pero al final, es una plataforma para dar información básica a la gente, para consultar y aclarar muchas cosas. Me gusta hacer eso. La gente que me llama, o en la calle, me agradece. Trato de poner la máxima información que está en mis manos. No estoy calculando en dar un poco para que luego la gente pague al abogado.

¡OH!: No siempre el problema principal debe tener que ver con ilegales.

- Hay gente que está arreglando sus papeles por trabajo y relaciones familiares. A veces es necesario ayudar a los artistas como Chaplin Show o Llajtaymanta y otros grupos cochabambinos. También hay gente que se mete en problemas criminales o penales. Todos los casos penales tienen una ramificación hacia la Ley de Inmigración, puesto que quienes cometen delitos pueden ser deportados.

¡OH!: ¿Cuál ha sido uno de los casos más difíciles que debió resolver?

- Había un boliviano (no puedo mencionar nombres), que cometió algunos delitos hace mucho tiempo. Ya llevaba como residente más de 20 años y estaba totalmente arraigado, pero ignoraba las consecuencias de los delitos que cometió. Un día de ésos, Inmigración lo detuvo y lo metió a la cárcel. Tenía problemas nerviosos y todo eso. Pudimos sacarlo con fianza, pese a que él tenía ya hijos norteamericanos. Hay muchos casos memorables.

¡OH!: ¿Qué tipo de delitos cometió él?

- Uno de los casos típicos de la comunidad latina es la violencia doméstica. En este caso fue hurto menor. También están penados el conducir embriagado, el choque y el uso de drogas.

¡OH!: Con el endurecimiento de las disposiciones legales, ¿ha bajado el ritmo de la inmigración?

- Ha bajado, porque en 2000 y 2001, no sé porqué, el Estado dio visas a cualquier persona que lo requería. Alrededor de 1998 y 1999, tomando en cuenta a las personas que llegaron, hubo por lo menos un millón de visas para hispanos. Los que no pudieron obtener la visa optaron por ir a España, donde se duplicó el flujo, pero sigue habiendo gente que cruza la frontera.

¡OH!: ¿Es más complicado encontrar trabajo para un recién llegado?

- El que desea puede encontrarlo. Aunque hubo algunos temores de recesión por el hecho del desastre de los bienes raíces, aún hay más de 12 millones de indocumentados que están trabajando. Creo que hay hasta 200.000 bolivianos trabajando, principalmente en Houston y en Florida.

¡OH!: ¿Qué porcentaje de ellos tendrá documentos en regla?

- En realidad, se dice que hay más de medio millón de inmigrantes bolivianos en Estados Unidos. Diría que más de la mitad tiene su residencia o ciudadanía.

¡OH!: Dio usted una conferencia recientemente. ¿Quién lo invitó?

- Siempre voy a carnavalear y a la feria en Santa Cruz, y aunque voy para pasear, no falta una persona que me encuentra.

¡OH!: ¿Cada cuánto va a tribunales?

- Tengo que estar presente hasta tres o más veces a la semana. Me colaboran una asociada y siete personas que trabajan para mí. Ellos suplen la mayoría de los trabajos, obviamente bajo mi supervisión. La gente que conoce el programa me busca, y creo que me tienen confianza y diría que hasta cariño. Por ese motivo quieren verme personalmente. Algunos piensan que hago milagros, pero hacemos lo posible dentro del margen de la ley.

Ley de Inmigración

Una vez a la semana, cada sábado, se emite el programa Ley de Inmigración, desde las ocho hasta las diez de la mañana, en la radio 1420 AM llamada La Campeona. También se transmite en la 1390, Radio Continental. Es posible escucharla en Internet (www.lacampeona1420.com).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada